odio-apple-watch-peor-error-mi-vida

El peor error de mi vida: Haberme comprado un Apple Watch

Hace año y medio cometí uno de los peores errores de mi vida: Me compré un Apple Watch.

Sí, ya sé…

odio-apple-watch-peor-error-mi-vida

Ok, quizá exageré y no es el peor error de mi vida, pero si fue una mala decisión de la que ahora me arrepiento. 

Para contarles esta trágica historia, debemos remontarnos a inicios de febrero del 2017 que fue cuando decidí adquirir un Apple Watch. No fue una decisión impulsiva, de hecho llevaba más de un mes pensando si hacerlo o no, pues se trata de un gadget nada barato.

Fueron tres factores los que finalmente me hicieron animarme a comprarlo:

1. En ese entonces me estaba preparando para correr un maratón, por lo que podría usarlo para entrenar.

2. Me gustan mucho los productos Apple y pensé que tenerlo sería un buen complemento para mi iPhone.

3. Por andar de farol.

(A la distancia y si he de ser sincero, les diré que en realidad lo compré por el punto 3, aunque me justifico diciendo que fue por el 1).

En fin, opté por comprarme un modelo Series 2 (en ese momento era el más actual) de 42 mm con correa deportiva que me costó casi 10 mil pesos. Aunque en su momento me pareció una gran idea, ahora creo que fue una idiotez gastar tanto en un aparato que no ofrece gran cosa.

Si estás pensando comprar un Apple Watch, bien valdría que cheques mis quejas sobre este dispositivo y al final tomes la mejor decisión para ti:

Estéticamente el reloj es bonito pero su poca variedad de caratulas hace que pronto te fastidies. Algo que puede ayudar a que personalices más tu reloj son las correas de distintos colores y materiales, pero son demasiado caras (las originales cuestan más de mil pesos).

Lo mismo ocurre con las aplicaciones disponibles para WatchOS: son muy pocas y salvo contadas excepciones no aportan gran cosa a la experiencia del usuario pues son muy básicas. Para procesos medianamente complejos casi todas te remiten al iPhone (cuando el chiste de tener este reloj debería ser no tener que andar recurriendo tanto al teléfono).

Otro gran problema de las aplicaciones es el tiempo que tardan en abrir (cuando lo deseable sería que el smartwatch que traes en la muñeca tenga la capacidad de reaccionar rápido ante cualquier imprevisto).

Y lo peor, algunas de las aplicaciones que sí valían la pena, como Instagram o Twitter, han sido retiradas por los propios desarrolladores.

Pero entonces ¿pa’ que sirve el Apple Watch?

Pues para dar la hora (¡obvio!) y en teoría para ver tus notificaciones sin necesidad de andar sacando el iPhone. Y básicamente eso es todo. Sí, tiene otras funciones como medir tu frecuencia cardiaca y el número de pasos que das al día, o una guía para ayudarte a controlar tu respiración, pero que en lo absoluto son un motivo suficiente para endeudarse.

Pero no todo es malo. El Apple Watch es un gran aliado para quienes realizan ejercicio. Cuando lo he usado para correr suele ser bastante preciso en cuanto a los datos que arroja y las funciones que ofrece. La verdad no le pide nada a los otros relojes orientados a los deportistas.

Por culpa de anuncios como el que acabó de poner, es que terminé gastando lo que no tenía. Estúpida y sensual publicidad de Apple. 

Otro punto a favor de este dispositivo es su resistencia a los golpes y rayones. En mi caso sólo me lo quito cuando me baño, por lo que suelo usarlo todo el tiempo: en el transporte público, cuando entreno, al dormir, al lavar los trastes, en el trabajo, cuando juego con el perro, etc. Tras año y medio de uso rudo mi reloj sólo tiene un par de raspones casi imperceptibles.

Bien, llegó el momento de dar mi conclusión: Salvo que sean deportistas o ricos millonarios, les aconsejo que se ahorren ese dinero. Y no porque el Apple Watch sea un mal producto, de hecho si eres amante de la tecnología o de la marca de la manzana seguramente te gustará, sino porque la relación costo-beneficio no me parece nada equilibrada. Es demasiado pagar 9 mil pesos por un reloj de notificaciones que con el paso de las semanas se vuelve monótono y que se devalúa rapidísimo.

Aunque también cabe la posibilidad de que el día que me quede sin él, me de cuenta de lo mucho que ya me acostumbre a traerlo conmigo y termine extrañándolo.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

1 thought on “El peor error de mi vida: Haberme comprado un Apple Watch

  1. Te hubieras esperado a la serie 4, que acaba de salir. Esta serie ofrece la posiblidad de funcionar aparte del iPhone, en Telcel te lo pueden configurar con una SIM virtual y así, si un día olvidas tu iPhone o decides no salir con el te basta con el puro reloj, además cuenta con un sistema de salud mejorado, marcapasos y hasta un electrocardiograma integrado. Muy util para personas que quieren ver como esta la salud de su corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *